Un poema para mi madre

Mamá, tus ojitos de cristal,
…un cielo en tu mirada…

Cabellos de fuego,
sonrisa robada,
…un sollozo que el viento se llevó…

Tal vez no seas muy alta,
tal vez no llegues al cielo,
… tres centimetros de grandeza por sonrisa…
Eres pequeña,
de porcelana,
amable y tierna.
… una muñequita como no hay dos…
Quiero contar tus pecas,
jugar con tus pestañas,
formar castillos en las nubes,
acurrucarme en tu cama.

Mi madre llora,
ríe, canta… en ocasiones baila,
blasfema como llamarada y
lucha cual amazona.
Fuerte,
decidida,
valiente… perfecta
Mamá,
son cuatro letras, palabra aguda,
par de consonantes
un tácito acento que nunca acaba…
Numeros primos por cada abrazo,
cinco regalos que no he de olvidar:

Tus besos
-vigorizantes y chocolatosos-
Abrazos mañaneros
-dulces… sinceros, cálidos-
Tu sonrisa de caramelo
-no son dientes de oro, plata y menos bronce-
El amor incondicional que me das
- tan eterno como el cielo-
Tu mirada sincera
-la inocencia duradera-

Tal vez soy tonta en ocasiones,
no limpio el cuarto, no ordeno el closet,
quizá jodo de un hilo,
pero eso no niega que te ame,
con locura, al extremo, con ambas bubis…
con el alma entera…
GRACIAS POR SER MI BELLA MADRE, UNICA Y EXCEPCIONAL…

Autor:

Publicado en Poemas | Etiquetas: | Déjame tu comentario

Para Mamá

El instante mágico de cada día nos ayuda a cambia
Nos impulsa a la búsqueda de nuestros sueños…

Porque me diste la vida, me enseñaste a soñar, a luchar…
Me tomaste de la mano y enseñaste a caminar.

Porque cada día le agradecemos a Dios por tenernos
Porque solo necesitamos mirarnos, darnos un abrazo y limitarnos a sentir

Nada más hace falta, pues lo que nos une es tan puro y simple, tan único!
!Te amo, eres quien me dio y enseña mucho de la vida,

Eres parte de mi, como yo fui y sigo siendo, una extensión de la tuya.
Gracias mami, gracias por todo.

Autor:

Publicado en Poemas | Etiquetas: | Déjame tu comentario

La leyenda del verdadero amigo

Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron. El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:

“Hoy mi mejor amigo me pego una bofetada en el rostro”

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo, al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra:

“Hoy mi mejor amigo me salvo la vida”

Intrigado, el amigo preguntó: ¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?
Sonriendo, el otro amigo respondió: Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.

Publicado en Relatos | Déjame tu comentario

Tu bendición

Acallando del alma los dolores,
sólo por el laúd acompañado,
mis pálidos cantares, como flores
vengo a dejar en tu sepulcro helado.

De entre los vivos te arrancó la suerte
en un instante trágico. ., Sombrío.,.
Sin embargo, el abismo de la muerte
no impide que me escuches, padre mío! .

Cuando partiste, en nuestro hogar tranquilo
todo mudo quedó, todo sin vida,
pero tu imagen encontró un asilo:
mi pobre corazón, nunca te olvida.

Aún te contemplo con amor profundo;
aún te escucho, te adoro, sí, te adoro!
Sólo no estoy! Camina por el mundo
la sombra de tu espíritu, conmigo!

Como han dejado en la memoria mía
las noches de mi hogar, perennes huellas!
Noches de encanto, noches de alegría,
recamadas de fúlgidas estrellas!

Cuan dichosos instantes a tu lado:
olvidando del día los enojos,
todo lo contemplaba iluminado
por la lumbre tranquila de tus ojos!

Cuando ya el sueño halagador venía
me mirabas con último embeleso. . .
Tu mano con amor, me bendecía. . .
Después dejabas en m i frente. . . Un beso.

.Delicias del hogar, mi único anhelo,
hoy en las sombras del pasado, hundidas:
No os alejis, venid, dadme un consuelo,
aliviad el dolor de mis heridas!

La desgracia llegó: sonó la hora.
Honda pena dejó en mi pecho abierto,
porque una oscura noche aterradora
te ví tendido entre una caja. .. Muerto! . . .

Ay! Cuan negros recuerdos: los blandones
ardían con su llama vacilante;
Coronas. . . Un altar. . . Entre crespones,
la blancura de un Cristo agonizante. . .

Tan sólo en la penumbra se escuchaban
acentos comprimidos y lejanos. . .
En tanto al pie de tu ataúd, oraban
de rodillas, mi madre y mis hermanos. . .

Esa noche de lúgubre amargura
recliné mi cabeza en la almohada,
sin sentir de tu beso la frescura,
sin recibir tu bendición sagrada!

Fue un sueño acaso? Loco desvarío,
una ilusión que se forjó el deseo,
locura fue del pensamiento mío?
Nada más que un delirio? No lo creo!

Sí! Te sentí llegar! Mi mente absorta
caminar en la alcoba te sentía. . .
Verte no pude pero que me importa? . .
Con los ojos del alma, te veía! . . .

Te acercaste: tus brazos me estrecharon. . .
Tu mano me bendijo, dulcemente. . .
Con ternura, tus labios estamparon
un beso de dolor, sobre mi frente! . . .

Desde esa hora, al reclinar mis sienes
no me conturba ni me ahoga el llanto.
Sé que tu bendición a darme vienes!
No lo puedo dudar, me amaste tanto!

Autor: Carlos Mazo

Publicado en Poemas | Déjame tu comentario

A un año de tu adiós

Padre, mi corazón está contigo
aunque juegue a seguir la letanía
Afuera queda inerte lo que hacía
por conservar la fe. No hay un postigo
que me cierre por dentro la agonía.
Hasta el mensaje fiel de algún amigo
deja su cicatriz como testigo
y no le cede el paso a la alegría.
Nada alumbra al destino, pero existe.
En medio de la trampa en que reposo
hasta la buena suerte me condena
Para salvarte, padre, de lo triste
buscaré tu recuerdo más hermoso
y lo pondré a vivir junto a mi pena.

Autora: Sara Martinez Castro

Publicado en Poemas | Déjame tu comentario

Adiós al padre

Hoy mi padre del mundo se ha marchado;
de improviso el deceso le llegó;
con mutismo, de aquí se despidió
esa noche de impacto inesperado.

Del Trono del Señor sí fue un llamado
que en vuelo angelical se lo llevó;
a su diestra, el Señor lo convidó,
de su gloria, a vivir iluminado.

Tus dolientes de aquí te despidieron,
y un dolor, por tu ausencia, lo sintieron
al dejar con tu adiós un desconsuelo…

¡Que seas muy feliz en tu morada!.
¡Que está tu alma en gozo, acompañada,
con Cristo Redentor, allá en el cielo!.

Autor: Martiniano González Varelas

Publicado en Poemas | Déjame tu comentario

Día del Padre

En este día del padre
yo te quiero regalar
este bonito poema
que te voy a recitar.

Cuando juego con mi padre
siempre le quiero ganar,
aunque con el rabillo del ojo
yo le trato de imitar.

Cuando yo sea grande
quiero ser como papá
fuerte y valiente si hace falta
dulce y cariñoso de verdad.

Aunque sabes que te quiero
hoy te lo voy decir
con estos bonitos versos
que me aprendí para ti.

Autor: Paco Mozos Valero

Publicado en Poemas | Etiquetas: | Déjame tu comentario

Mi viejo

Es un buen tipo mi viejo
que anda solo y esperando,
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando.

Yo lo miro desde lejos,
pero somos tan distintos;
es que creció con el siglo
con tranvía y vino tinto.

Viejo mi querido viejo
ahora ya camina lerdo;
como perdonando el viento
yo soy tu sangre mi viejo
Yo, soy tu silencio y tu tiempo.

El tiene los ojos buenos
y una figura pesada;
la edad se le vino encima
sin carnaval ni comparsa.

Yo tengo los años nuevos
y el hombre los años viejos;
el dolor lo lleva adentro
y tiene historia sin tiempo.

Viejo mi querido viejo,
ahora ya camina lerdo
como perdonando al viento;
yo soy tu sangre mi viejo.
yo, soy tu silencio y tu tiempo.

Autor: Piero de Benedictis

Publicado en Poemas | Déjame tu comentario

Mi padre, cuando yo tenía

4 años : Mi papá puede hacer de todo.
5 años : Mi papá sabe un montón.
6 años : Mi papá es más inteligente que el tuyo.
8 años : Mi papá no sabe exactamente todo.
10 años : En la época en que mi papá creció,
las cosas seguramente eran distintas.
12 años : Oh, bueno, claro,mi padre no sabe nada de eso.
Es demasiado viejo para recordar su infancia.
14 años : No le hagas caso a mi viejo.
¡Es tan anticuado!
21 años : ¿Él? Por favor, está fuera de onda,
sin recuperación posible.
25 años : Papá sabe un poco de eso,
pero no puede ser de otra manera,
puesto que ya tiene sus años.
30 años : No voy a hacer nada hasta no hablar con papá.
40 años : Me pregunto cómo habría manejado esto papá.
Era inteligente y tenía un mundo de experiencia.
50 años : Daría cualquier cosa por que papá estuviera aquí
para poder hablar esto con él.
Lástima que no valoré lo inteligente que era.
Podría haber aprendido mucho de él.

Autor: Ann Landers

Publicado en Reflexiones | Déjame tu comentario

Padre es…

Hay un dicho que dice
Padre es el que cría
no el que procrea
Pues cualquiera hace un muchacho
pero no cualquiera lo cría
El padre, así como debe ser padre
también debe ser amigo
debe corregir, pero también debe compartir
debe reprender, pero también debe educar
debe decir, pero también debe escuchar

El buen padre se sacrifica por sus hijos
ve por su bienestar
los apoya, los aconseja en sus proyectos
Los motiva
sobre todo les da un buen ejemplo

Los orienta, se comunica con ellos
ríe con ellos
Comparte con ellos…

Les da la suficiente confianza
para que estos
Le comuniquen sus problemas
Para entonces despues el
ayudarles con ellos

El hijo a su vez, debe ser agradecido
debe respetar y honrar a sus padres
siempre recordarles
visitarles, preocuparse por ellos
y cuando estén lejos, llamarles.

Tener detalles con ellos
buscar vivir la vida, con honor
que sus padres
Siempre se sientan orgullosos

Recordar que ahora son hijos
pero ya después serán padres
y así como han sido criados
buscar a criar a sus hijos
levantarlos con principios
con buenas bases morales

Padre, muestra, expresa, cariño
respeto y amor a tu hijo
Hijo, muestra, expresa, cariño
respeto y amor a tu padre
que se sientan orgullosos de ti
así como tu te sientes, orgulloso de ellos

Sé responsable con tus hijos
Para que ellos tambien, sean responsables para contigo.
Lo que ellos puedan llegar a ser te lo deberán a ti
a los buenos principios morales, que tu les inculques

Buenos cimientos, crean buenas bases
Ayudan a construir y a edificar
Tu recompensa, será su respeto
sus muestras de afecto, su amor
lo orgulloso que se sientan
y lo bien que siempre hablen de tí…
Dejando saber con esto
los buenos padres
que ustedes han sido

Autor: Héctor Montes

Publicado en Poemas | Etiquetas: | Déjame tu comentario